lunes, 20 de octubre de 2008

El poder en la dimensión Pedagógico - didáctica

Este és el título de la exposición que tan bien realizaron Paz Azuaga, Belén Buchanan y Antonella Orfanelli, y a ellas se debe el contenido de esta entrada. Les agradecemos que enriquezcan con su presencia nuestros encuentros presenciales y con su trabajo, este espacio virtual.
Nos referimos al poder, no sólo en los espacios de la política como expresión partidaria, sino también en la vida cotidiana, en muchos otros espacios donde el poder circula, aunque no sea reconocido como tal. Dentro de esos espacios donde el poder es menos visible, encontramos a la escuela; precisamente del poder en el ámbito escolar, trata nuestra exposición.
Las instituciones educativas son instituciones complejas. Conocerlas, dirigirlas, supervisarlas, exige un acopio de saberes que no siempre figuran en el curriculum de formación. Implican una amplia gama de poderes, que se despliegan en toda situación pedagógica.
Las escuelas se diferencian de otras instituciones por el hecho de tener como proyecto fundacional, brindar enseñanzas y asegurar aprendizajes; así, la dimensión pedagógico didáctica es la que brinda especificidad a los establecimientos educativos. Desde esta perspectiva , las prácticas pedagógicas, entendidas como aquellas mediante las cuales los docentes, facilitan, organizan y aseguran un encuentro y un vínculo con el que aprende y el conocimiento, se constituyen con estos tres elementos claves: docente - estudiante - conocimiento, en un contexto específico.
Para garantizar que la dimensión pedagógico didáctica sea fortalecida, se necesita de una formación integral y un esfuerzo colectivo que incluya la perspectiva de los diferentes actores institucionales.
El docente, visto desde las ideologías normativistas, disciplinadoras y tecnicistas, adquiere un papel de reproductor de órdenes, pues en general, se parte del presupuesto que la práctica escolar puede ser dictaminada y controlada con eficacia desde los planes de gabinete o desde los organismos de control. Por suerte se ha llegado a descubrir "el poder docente", el cual debe ser comprendido para fortalecer este espacio, y así ser utilizado positivamente en la transformación de la enseñanza y de la escuela. A veces nos encontramos con quienes insisten en que sería favorable restringir el poder docente, para asegurar los resultados que se desean desde los procesos de control externo a las instituciones.
Mas allá de que los planes educativos provienen de una propuesta gubernamental, sería enriquecedor encontrarnos con docentes autónomos, comprometidos con la enseñanza y a la vez dispuestos a adquirir aprendizajes.
Sólo cuando veamos en las escuelas, docentes debidamente preparados, comprometidos, reconocidos y capaces de aplicar en la práctica los aspectos teóricos aprendidos, estaremos ante una posibilidad de cambio verdadero.
Para el presente tema las autoras sugieren consultar: Frigerio - Poggi, La dimensión pedagógico didáctica en, Las Instituciones Educativas , Cara y Ceca, Troquel, 1002, pags. 67-94
Frigerio Poggi- Tiramonti, La dimensión comunitaria, idem, pags. 95-116
Davini María C., POder, control y autonomía en el trabajo docente, en La formación docente en cuestión; política y pedagogía; Paidós, Bs.As., 1997, pags. 51-76

1 comentario:

camila dijo...

2008-10-02 @ 18:25 in General
Nuevo Modelo para la orientación educativa y profesional aplicable en los centros educativos

* Se desarrolla desde antes de la detección de necesidades (desde el nacimiento de la persona o incluso desde su gestación en el vientre materno)
* Actúa a lo largo de toda la vida, siendo su actuación más fuerte o radical en momentos claves de la vida del individuo (empiezo de vida escolar, transiciones entre etapas, transición a vida laboral, toma de decisiones...)
* Se centra en actuaciones grupales pero concretando en individuos y su contexto concreto (empieza actuando siempre en grupos para después concretar en individuos y en su contexto)
* Actúa siempre en el contexto. No se entendería tal modelo sin una actuación contextual y sin un análisis previo de las necesidades tanto del contexto como de los grupos e individuos que en el cohabitan.
• Implica a todos los agentes potencialmente educandos (padres, familia cercana, sujetos del entorno...)y también a educadores formales (profesores...)
* Su carácter es preventivo, de desarrollo, antropológico, social.
* Está dirigido a toda la población y no solo a los alumnos

Fuente: http://pedagogia.tublog.es/archives/2008/10/02/modelo-pedag-gico-did-ctico
Alumna: Camila Vasquez