viernes, 26 de febrero de 2010

"Los niños son como las flores..."


Ya nos vamos preparando para cursar regularmente nuestra carrera de Psicopedagogía y me pareció oportuno advertir que no perdamos de vista que toda nuestra formación debe tender al perfeccionamiento integral de la persona. Cada día, cada tarea, cada estudio que emprendemos se entiende en, desde, y para la persona.
Para ir entrando en clima de aprendizaje áulico,quisiera proponerles un ejercicio que nos vaya preparando a pensar la realidad de la enseñanza y el aprendizaje. El fragmento que sigue, es un extracto realizado con cierta arbitrariedad de alguna de las lecturas que realicé en las vacaciones. Por ahora baste esta información, me comprometo a dar mas detalles, si es que hay participación a partir de esta entrada.
Después que lean el fragmento les propongo usar la opción comentarios para responder algunas de las siguientes preguntas o formular las consideraciones que les surjan a partir de la lectura:
¿En qué época se pueden ubicar estos consejos que alguien le da a una madre que consulta sobre la educación de su hija? ¿Cuál (o cuáles´) de éstos consejos consideras acertados y cuáles no seguirías? ¿Por qué? ¿hay algunos que te parecen mas importantes que otros? ¿te parece que se atiende a la formación integral de la hija de la madre que consulta?... Estas y otras preguntas que vos también te hagas y tal vez quieras compartir con nosotros, nos ayudaran a pensar. 
El fragmento dice así:

"...cuando tenga la edad de aprender a leer, háganle unas letras de algún material, y a cada una su nombre, y que juegue con ellas para que el mismo juego sirva para aprender jugando: que no baste que aprenda las letras y el nombre de las letras en orden, como si las aprendiera de memoria; sino muchas veces cámbienle el orden y mezclen unas con otras, y pongan las que van en el medio últimas, y con las primeras las del medio, para que no solamente las conozca por el sonido,sino también por la vista. Y cuando ya comience a escribir con su mano tierna y temblando, hagan que otra persona mayor ponga su mano sobre la suya para que vaya guiando sus dedos tiernos...que junte las sílabas unas con otras; y para que lo haga con gusto y cuidado, prométanle algún regalito de los que suelen agradar a su edad. Y para que mejor aprenda sea en compañía de otras...y si acaso fuere algo dura y tarda en aprender, no hay que retarla; mejor es despertar su ingenio con alabanzas, para que cuando lo hiciere mejor que las otras, se alegre...
En una cosa es muy importante poner mucho cuidado y es, en que no aborrezca el aprender, porque si en la niñez aborrece los estudios, se acostumbrará a aborrecerlos cuando sea mas grande...búsquenle maestro de vida honesta, edad probada y ciencia competente...
...que no se acostumbre a pronunciar las palabras medio entre dientes y comiéndose la mitad de la palabra...
La experiencia nos enseña que lo que aprendemos en la niñez y se mama con la leche, dificultosamente se olvida...
...con dificultad se puede corregir lo que se consintió muchas veces hacer...
...acostúmbrese desde niña a no beber vino...
La principal maestra de tu hija debes ser vos, de tal manera que la niña se admire de ver tus buenas costumbres...que siempre será mejor ser enseñada con buenos ejemplos que con voces y gritos.
...no la dejes jamás ir a parte ninguna sin tu compañía...no consientas jamás que se ría y burle de ella ningún chico...
Mira que los niños son como las flores, como las violetas, como la azucena y el azafrán, que facilmente perecen y cualquier aire frío los corrompe..."

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Esta publicación fue una de las que mas me gusto, esta muy presente el aprendizaje, la enseñanza, como tratar a los niños, que las madres en cierto modo tienen que ser educadores día a día con sus hijos, y que tengan una niñez muy linda.
"si acaso fuere algo dura y tarda en aprender, no hay que retarla; mejor es despertar su ingenio con alabanzas, para que cuando lo hiciere mejor que las otras, se alegre..." este fragmento me interesó destacarlo ya que es una gran verdad, usualmente cuando una persona tarda en aprender o le cuesta, tienden a retarlo y nos es tan agradable aprender de ese modo, la mejor forma de hacerlo seria despertar el interés y el ingenio del niño con regalos u otras cosas...
Me gusto mucho este articulo, es una gran vivencia en este presente y puede ser que en un futuro.
Marlene Cortavarria
Primer Año de Psicopedagogía
Instituto Santo Tomás de Aquino

hugo dijo...

Gracias Marlene por participar; si vuelves por esta entrada sería bueno te animes a responder algunas de las preguntas iniciales. ¿Cómo te parece que podemos ayudar a las madres a ser buenas educadoras?

Anónimo dijo...

Mu gustó mucho la estructura del artículo, ya que se aparta de lo normal.
La base del aprendizaje esta en los padres. Son ellos los que deben dar a su hijo los ejemplos morales. Cuando menciona el no festejar que se burle de otro niño, tiene mucha razón, ya que los chicos tienden a repetir una actitud cuando ven que los apoyan.
Cuando resalta el no retarlos ni gritarlos cuando tardan en aprender algo, es muy certero. Los niños deben sentir el apoyo de su madre en todo lo que aprenden. Con amor y paciencia el niño adquiere mejor los conocimientos, ya que no es "seductor" aprender con gritos y enojos por detrás.
Hay que enseñarles que el aprender no es algo pesado ni fastidioso, desde los primeros años de edad, de lo contrario en un futuro lo sentirán igual.
Marianela Sueldo
Primer Año de Psicopedagogia
Instituto Santo Tomas de Aquino

Anónimo dijo...

Bueno me encanta sus propuestas y consejos ...En mi opinion los consejos deberían ser dados en la epoca de los 4 añitos y mas temprano támbien porque es donde el niño mas aprende y el consejo mas acertado es el de no castigar y dar amor al niño.Me gusto mucho saludos

Anónimo dijo...

.."La principal maestra de tu hija debes ser vos, de tal manera que la niña se admire de ver tus buenas costumbres...que siempre será mejor ser enseñada con buenos ejemplos que con voces y gritos. .." creo que este fragmento es uno de los mas importante de la publicacion ya que esta verdad hoy se comprueba dia a dia en esta realidad que cada persona vive ya que todo lo que le sucede a un idividuo es el reflejo de como y con quien vivio su infancia y niñez. todos sabemos que la mejor compañia desde el momento del nacimiento es la presencia de la madre y su manera de actuar en toda la crianza de sus hijos..por ese motivo la capacidad de aprender de cada uno depende mucho de como y con quien tomo todo tipo de conocimientos ya sea desde una letra hasta de como actuar en su vida...

ALFONSINA AROUXET
1°AÑO PSICOPEDAGOGIA
Instituto Santo Tomás de Aquino

Anónimo dijo...

Creo que es una gran realidad la planteada en la nota y comparto mi opinión con él/la autora.
Estos consejos se pueden ubicar en esta época debido a que muchas madres no saben como ayudar a sus hijos con los estudios y muchas veces entorpecen el trayecto del mismo en la escuela.
Me parece importante la idea de incentivar a los niños con premios o regalos ya que eso es algo que les agrada.
Con respecto al fragmento “…búsquenle maestro de vida honesta, edad probada y ciencia competente…”, es uno de los aspectos mas relevantes a tener en cuanta en la trayectoria del niño por la escuela, ya que en la actualidad, se puede observar que hay un sector de docentes que no pone empeño en dar los temas, sino que cumplen con la carga horaria sin importar si el tema fue aprendido por sus alumnos; y por lo tanto no se interesan en establecer el vínculo alumno-profesor.
Cabe destacar que no todos los profesores cumplen con estas características, sino que hay otro sector que se preocupa de que sus temas sean entendidos, de establecer comunicación con los alumnos y de este modo intercambiar opiniones para así poder llevar a cabo una cursada satisfactoria.

Cairo Victoria.
Instituto Superior Santo Tomas de Aquino.
Primer año de Psicopedagogía.

luciana dijo...

En cuanto al artículo y sus interrogantes considero lo siguiente:
Debe ser muy difícil estar en el lugar de padre-madre pero creo que se debe tener la “presencia necesaria”.
Los hijos necesitan la presencia cercana de los padres, pero no como cómplices, sino como guías. Necesitan de quienes han vivido experiencias, hagan de esas experiencias referencias, que las transmitan como herramientas de aprendizajes y crecimiento.
Necesitan de los adultos como adultos. Se recomiendo autoridad sin autoritarismo, observar y ejercer de guía. No se puede dar ordenes absurdas como ¡se independiente!.Es imposible ser independiente por orden y mando. El conflicto intergeneracional es algo saludable, que debe existir.
Los padres tendrían que plantearles a sus hijos una dificultad a diario. Una al día, para que supere, aprenda y gane autoestima. De lo contrario será un chico que se quedar en su casa para siempre.
Otra variante que se plantea hoy en día, es el de padres “amigos” padres que no se sientan con sus hijos a ver la televisión para dar una visión critica y orientadora de ciertos programas o para poner un limite, sino que lo hacen reírse de los mismo chiste que se reírse ellos, creándose así el fenómeno por el cual los hijos creen estar enseñando o asesorando a sus padres, y tal punto lo creen que empiezan a estar por encima de estos y hasta con derecho de descalificarlos, esto es visto habitualmente con lo relacionado a la tecnología, en donde el niño sabe as que el padre.

El limite que el padre no establece con autoridad, presencia y amor en el momento oportuno y de manera adecuada, los hijos lo buscan…

SAFREITER; LUCIANA
4º año Psicopedagogía
Santo tomas de Aquino.